Reino Unido: Dos estudios analizan los derechos de propiedad intelectual de los guionistas y la remuneración de los autores por la puesta a disposición al público de obras musicales

  • 25 Oct, 2021
  • Instituto Autor

Silvia Pascua Vicente.Industrias culturales/otros
El 23 de septiembre de 2021, la Asociación de representantes de los escritores (Writer Guild of Great Britain – WGGB) y la Oficina de Propiedad Intelectual (Intellectual Property Office – IPO) del Reino Unido, publicaron dos estudios analizando, por un lado, el reconocimiento de los derechos de propiedad intelectual de los escritores de guiones de series audiovisuales y por otro, las remuneraciones abonadas a los titulares de los derechos de propiedad intelectual por la puesta a disposición al público de obras musicales.
Guía de buenas prácticas para escritores de televisión
Por su parte, la Asociación de representantes de los escritores (Writer Guild of Great Britain – WGGB) publicó el estudio titulado “Guía de buenas prácticas para escritores de televisión y quienes trabajan con ellos” (A good practice guide for TV writers and those who work with them), con el objeto de orientar a los escritores de series audiovisuales sobre la utilización del término “creado por”.
Según lo señalado en el estudio, el concepto “creado por” no está regulado, ni definido en la normativa, sin embargo, genera grandes implicaciones sobre la titularidad de los derechos de propiedad intelectual de las obras. En este sentido, los autores que participan en la realización de los guiones de las series en ocasiones no se les reconoce su titularidad sobre las abras audiovisuales.
Ante esta situación, la guía de buenas prácticas, elaborada por la WGGB, incluye una serie de supuestos que permitirán a los escritores identificar cuando debe utilizarse el término “creado por” y, por tanto, obtener una remuneración por los derechos de explotación de sus obras.
Así mismo, el estudio define el término “creado por” como “la persona que escribió la mayor parte del guion piloto, el documento de presentación de la serie y la biblia de la serie”. Además, incluye una serie de supuestos y definiciones en los que analiza la titularidad de los derechos cuando se trata de una obra en colaboración, interviene la participación del productor o se produce la adaptación de las obras.
Comoinformó el Instituto Autor, el Tribunal de Propiedad Intelectual y Empresa (IPEC – Intellectual Property Enterprise Court), se pronunció sobre la posición en la que aparecían el nombre de la coautora en los créditos de una obra audiovisual, analizando las implicaciones del uso del concepto “escrito por”.
Los ingresos de los creadores de música en la era digital
Por otro lado, la Oficina de Propiedad Intelectual (Intellectual Property Office) publicó el informe titulado “Los ingresos de los creadores de música en la era digital” (Music creators’ earnings in the digital era), con el objeto de recopilar y proporcionar información sobre las remuneraciones abonadas a los titulares de los derechos de propiedad intelectual por la puesta a disposición al público de obras musicales.
En primer lugar, el estudio señala que el consumo de música, a través de los proveedores de contenidos, ha aumentado considerablemente en los últimos años, convirtiéndose en una de las principales fuentes de ingreso de los titulares de los derechos. En este sentido, durante el año 2019, los ingresos generados por la industria musical alcanzaron 1,99 mil millones de euros (1,69 mil millones de libras), sin embargo, estas cifras son aun muy inferiores a las registradas durante el año 2000, donde los ingresos provenían principalmente de la venta física.
Así mismo, el estudio hace mención de las principales reclamaciones de los titulares de los derechos, centradas en la eliminación del “puerto seguro” (safe harbor) y una mayor regulación de los intermediarios.
A continuación, señala que la remuneración obtenida por parte de los artistas intérpretes o ejecutantes se ha mantenido estable durante los últimos años, alcanzando 354,95 millones de euros (300 millones de libras) en el año 2020. Sin embargo, los ingresos de los productores fonográficos han disminuido un 19%, mientras que los ingresos de los autores y editores aumentaron, un 11% y 8% entre el año 2000 y el año 2020, respectivamente.
Además, el estudio recoge que la disminución de la venta física generó que los costes de fabricación y distribución, asumidos por los productores fonográficos, sean menores, a pesar de ello, esto no se ha repercutido en un aumento de los ingresos para los autores y artistas.
Cabe destacar, como señala el estudio, que normalmente los artistas son más beneficiados que los autores o compositores de una misma obra musical, derivado de que el número de autores normalmente es mayor que el de artistas.
En relación con lo anterior, entre el año 2014 y el año 2020, el 0,1% de las obras musicales más conocidas generaron un 40% de las reproducciones obtenidos en todo el año. Así mismo, el informe establece un umbral mínimo de un millón de reproducciones para poder vivir exclusivamente de la música.
Finalmente, comoinformó el Instituto Autor, el Comité Digital de Cultura, Medios y Deporte (Digital, Culture, Media and Sport Committee – DCMS) publicó el informe titulado “Economics of music streaming: Government and Competition and Markets Authority Responses to Commitee’s Second Report”, con el objeto de dar a conocer las respuestas del Gobierno de Reino Unido a las reclamaciones planteadas por la DCMS sobre la reforma del negocio de la música en streaming, destacando el compromiso de llevar a cabo diferentes investigaciones y análisis por parte del gobierno.
 
Fuentes: WGGB (The “created by” credit. A good practice guide for TV writers and those who work with them;WGGB launches new guide to the “created by” credit in TV), Intellectual Property Office (Music Creators’ Earnings in the Digital era;Executive summary), Music Ally (UK research on music creators’ digital earnings is out today), Instituto Autor (Reino Unido: Un tribunal se pronuncia sobre la posición en la que aparece uno de los autores en los créditos de una obra audiovisual;Reino Unido: El Comité Digital de Cultura, Medios y Deportes publica las respuestas del Gobierno a las recomendaciones de reforma del negocio de la música en streaming).​​

Volver arriba